jueves, junio 20, 2024

Irán amenaza a Estados Unidos e Israel mientras se intensifican bombardeos contra Gaza

“Vamos a entrar en Gaza, lo vamos a hacer con un objetivo operativo, destruir las infraestructuras y a los terroristas de Hamás, y lo vamos a hacer con profesionalidad”, declaró el jefe del Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Hossein Amir Abdollahian, advirtió el domingo a Estados Unidos e Israel que la situación podría volverse “incontrolable” en Oriente Medio si estos dos países no “ponen fin inmediatamente a los crímenes contra la humanidad y al genocidio en Gaza”.

“Hoy la región es como un polvorín (…). Quisiera advertir a Estados Unidos y al régimen fantoche israelí que si no ponen fin inmediatamente a los crímenes contra la humanidad y al genocidio en Gaza, todo es posible en cualquier momento y la región se volvería incontrolable”, dijo el canciller iraní.

Entre tanto, Israel bombardeó con fuerza la Franja de Gaza en la noche del sábado al domingo, tras haber anunciado que intensificaría sus ataques en vista a una incursión terrestre, dos semanas después de una guerra desencadenada por una ofensiva sin precedentes del movimiento islamista palestino Hamás en su suelo.

Hasta el momento la cifra de muertos sube a 4.651 desde inicio de la guerra entre Israel y Hamás.

Estados Unidos anunció por su parte que reforzaba su dispositivo militar en la región para evitar una conflagración generalizada.

Según Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, al menos 80 personas murieron en el enclave en la noche del sábado al domingo.

La ciudad de Rafah, cerca de la frontera con Egipto en el sur, fue uno de los objetivos de los bombardeos, y también se observaron nubes de humo sobre Gaza (norte), según periodistas de la AFP.

“A partir de hoy, intensificaremos nuestros ataques” sobre la Franja de Gaza, con el objetivo de “reducir los riesgos para nuestras fuerzas en las próximas etapas” del conflicto, advirtió el sábado el portavoz del ejército israelí, el general Daniel Hagari.

Tras el ataque de Hamás del 7 de octubre, Israel prometió “aniquilar” al movimiento islamista palestino.

“Vamos a entrar en Gaza, lo vamos a hacer con un objetivo operativo, destruir las infraestructuras y a los terroristas de Hamás, y lo vamos a hacer con profesionalidad”, declaró también el sábado el jefe del Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi.

Según las autoridades israelíes, más de 1.400 personas murieron en Israel desde el 7 de octubre, la mayoría civiles que fueron baleados, quemados vivos o mutilados ese mismo días por los combatientes de Hamás.

Dentro de la Franja de Gaza, unos 4.385 palestinos, en su mayoría civiles, murieron en los incesantes bombardeos israelíes efectuados en represalia desde hace dos semanas, según el ministerio de Salud de Hamás.

El ejército israelí ha concentrado decenas de miles de soldados en las fronteras de este estrecho territorio donde viven hacinados 2,4 millones de palestinos.

Una operación terrestre en este enclave superpoblado, plagado de trampas y túneles, y frente a combatientes de Hamás curtidos en batalla que aún retienen a más de 200 rehenes israelíes y extranjeros, será sin duda peligrosa.

“Gaza es compleja, densamente poblada, el enemigo está preparando muchas cosas, pero nosotros también nos estamos preparando para ellos”, advirtió el general Halevi. “Y tendremos presentes las fotografías y las imágenes, así como los muertos de hace dos semanas”, añadió.

Lea también: Ayuda humanitaria llega a Gaza desde Egipto (+ Video)

Familia diezmada


A seis kilómetros de la frontera con Gaza, el kibutz Beeri, donde comandos de Hamás masacraron al menos a 100 personas, se prepara para más funerales este domingo.

“No estoy seguro de que ninguno de nosotros sea capaz de asimilar y comprender lo ocurrido”, afirma Romy Gold, exparacaidista de 70 años, que se prepara para asistir a los funerales de cinco miembros de una misma familia.

“Necesitamos garantías de que no volverá a ocurrir”, señala, “y esa no es la sensación que tenemos”.

El ejército israelí mató a unos 1.500 combatientes de Hamás en su contraofensiva para recuperar el control de las zonas atacadas en el sur del país.

El 15 de octubre, Israel pidió a los civiles del norte de la Franja de Gaza que huyeran hacia el sur para refugiarse de los bombardeos.

Situación “catastrófica” en Gaza –


Pero los bombardeos también continúan en el sur de Gaza. Las autoridades de Hamás informaron que nueve personas murieron en un ataque en Jan Yunis el sábado por la noche.

Según la ONU, al menos 1,4 millones de palestinos han sido desplazados desde que inició el conflicto y la situación humanitaria en el territorio es “catastrófica”.

La Franja de Gaza se encuentra en estado de “sitio total” desde el 9 de octubre, con el suministro de agua, electricidad y alimentos cortado.

El sábado, un primer convoy con ayuda humanitaria entró al enclave palestino por el paso de Rafah, en la frontera con Egipto. Este cruce, el único que no está controlado por Israel, volvió a cerrarse tras el paso de 20 camiones.

Según la ONU, harían falta al menos 100 camiones diarios para atender las necesidades de todos los habitantes de Gaza.

Refuerzo de EE.UU.


Las hostilidades llegaron también a la frontera entre el norte de Israel y el sur de Líbano, con recurrentes cruces de disparos entre el ejército israelí y el Hezbolá pro-iraní, aliado de Hamás.

El Hezbolá “arrastra a Líbano a una guerra de la que no sacará ningún beneficio, pero en la que se arriesga a perder mucho”, advirtió el portavoz de la Fuerzas de Defensa de Israel, Jonathan Conricus.

Frente a las “escaladas de Irán y sus fuerzas afines”, Estados Unidos anunció el despliegue de varios sistemas de defensa antimisiles “en toda la región” y el “predespliegue” de medios militares suplementarios.

Israel ordenó la evacuación de decenas de comunidades en el norte de su territorio. En Líbano, miles de personas también huyeron de las zonas fronterizas a la ciudad meridional de Tiro.

Desde el 7 de octubre, 90 personas murieron también en Cisjordania ocupada por ataques del ejército o colonos israelíes, según el ministerio palestino de Salud.

El ejército israelí anunció el domingo que mató en un ataque aéreo contra una mezquita en la ciudad cisjordana de Yenín a “agentes terroristas” de los grupos palestinos Hamás y Yihad Islámica que planeaban atentados.

Según la Media Luna Roja en Yenín una persona murió y tres fueron heridas en el ataque. El ministerio palestino de Salud declaró que dos hombres murieron en el ataque.

En otros lugares de Cisjordania, un palestino murió en una incursión militar en Naplusa y otro fue abatido en Tubas.

Además, bombardeos de Israel dejaron fuera de servicio los dos principales aeropuertos de Siria, en Damasco y Alepo, informaron medios estatales citando una fuente militar.

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x