jueves, mayo 23, 2024

¿Qué pasó con? Maritza Sayalero

Carmela Longo
Carmela Longo
Periodista especializada en la fuente de entretenimiento.

La primera Miss Universo venezolana logró con la corona no solo fama mundial, sino un matrimonio sólido

Caminaba por un centro comercial de la época cuando Osmel Sousa la vio. En ese momento, él aún no era el presidente de la organización a la cual le dedicó cuatro décadas de su vida; pero sí llevaba niñas, como él ha llamado siempre a las misses, al concurso. Le costó convencer a Maritza Sayalero para que aceptara. Pero lo logró. Lo demás está escrito hasta en el libro Guinness de récords.

Desde que se dio a conocer su participación en el Miss Venezuela de 1979 la chica de 18 años, 1,75 de altura y medidas perfectas llamó la atención por su estampa. Se convirtió en la gran favorita, incluso antes de operarse la nariz por sugerencia de sus colaboradores. Una noche de mayo, Maritza, representante del entonces Departamento Vargas, se alzó con la corona de Miss Venezuela.

Pero no todo fue miel para ella, ya que es la única Miss Venezuela hasta el momento que no pudo hacer su desfile inicial. Esto debido a una trifulca que se armó cuando la nombraron ganadora. María Fernanda Ramírez, quien ocupó el puesto de segunda finalista, armó un despelote en pleno escenario, aupada por su madre y su hermano. Ellos discutieron con dos miembros del jurado, debido a que consideraban que Ramírez debía ser la ganadora.

Gritos, empujones y aruñazos en el rostro de Luis Teófilo Núñez Arismendi, quien para ese momento era el dueño y presidente de uno de los diarios más importantes del país, El Universal. Lo cierto es que Maritza Sayalero el 16 de mayo de 1979 no pudo dar su primer desfile como reina; una de las más importantes rutinas antes de despedir la elección de una Miss.

El bikini de Maritza Sayalero

Superados los incidentes de rigor. Maritza continuó su preparación para viajar a Perth, Australia. Llegó como lo hacían, y lo hacen, la mayoría de las reinas venezolanas creando mucha expectativa, pero sin favoritismo. Hasta 1979, Venezuela no había ganado ninguna corona de belleza internacional y sus concursantes no eran muy asiduas de los cuadros de honor.

Sin embargo, la misma estampa que cautivó a la prensa venezolana lo hizo con la que cubría el Miss Universo australiano. Célebre es una fotografía de Maritza con un diminuto bikini negro y un abrigo. Muchos dicen que ese atrevido gesto, para el momento, fue el detonante de lo que vendría después para ella.

El 20 de julio de ese año Maritza Sayalero hizo historia. Se convirtió en la primera venezolana en ganar una corona de Miss Universo. Algo que abriría las puertas de lo que vendría después para la organización local.

A su regreso a Venezuela ya con la banda y la corona que la acreditaban como reina, fue recibida en el Aeropuerto de Maiquetía con honores. Días después, también lo haría el presidente de entonces, Luis Herrera Campins. Ese triunfo le dio la razón a Osmel Sousa y al jurado venezolano que la escogió. En Australia sí pudo hacer su primer desfile como soberana.

De amores y otras historias

Su paso por el año de reinado no fue en vano. Maritza viajó por todo el mundo e, incluso, protagonizó uno de los tantos “momentos Miss” de la historia. A su salida de una reunión en Chile, le dijo a la prensa que Augusto Pinochet era “lindo y bello”. Esto la puso dentro de esos hechos preferibles de no recordar; debido al carácter dictatorial y autoritario que vivía el país en esa época bajo el mandato del ahora fallecido expresidente.

Lea también: Larry King fue despedido por la fe judía

Sin embargo, sus viajes le dejaron muchas más experiencias gratas. Como el amor. En una visita oficial a Ensenada en México, Maritza Sayalero acudió a una recepción organizada por la máxima figura del tenis de ese país, Raúl Ramírez. Varias veces ha contado Maritza que lo que menos pensó fue que ese compromiso como Miss Universo le presentaría al hombre de su vida.

Maritza Sayalero poco después de ganar el Miss Universo, en 1979. Foto: Instagram
Maritza Sayalero poco después de ganar el Miss Universo, en 1979. Foto: Instagram

El 6 diciembre de 1980 la pareja se casó en la misma ciudad. 40 años, tres hijos y un nieto más tarde, Maritza vive con su familia en la misma ciudad. Es activa en las redes sociales, donde comparte con sus seguidores momentos retro de su tiempo de Miss y actuales. Pero también la lucha que desde hace seis años tiene con el amor de su vida, quien fue diagnosticado con mal de Parkinson.

Y a su familia es que se dedicó Maritza desde su matrimonio. No buscó hacer carrera artística, ni tampoco a cultivar su profesión de arquitecta. Sin embargo, hace unos años se animó a debutar como actriz en una producción de Boomerang, La Banda, junto a uno de sus hijos.

Con su primer nieto. Foto: Instagram
Con su primer nieto. Foto: Instagram
Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x