domingo, junio 16, 2024

ANTES DE DECLARARSE GANADORES el 28 de julio: los expertos recomiendan tomar en cuenta estas condiciones

Encuestadoras como Datanálisis y Pronóstico coinciden en que la participación el 28 de julio podría rondar 60% del RE

A pesar de que a través de las redes sociales se pueden ver manifestaciones masivas a favor de Edmundo González, pero de la mano de la dirigente María Cortina Machado, y que, por otro lado, el madurismo asegura que va “arrasando” para las elecciones del 28 de julio, lo cierto es que ningún bando puede declararse “ganador”.

Por ello, expertos como Luis Vicente León, presidente de Datanálisis y Francisco Bello, de la firma Pronóstico, han advertido que sería un error, sobre todo para la oposición, optar por “el triunfalismo”, porque Venezuela es un país atípico en cuando a las elecciones, además de que el oficialismo lleva 25 años en el poder, lo cual no se debe dejar de lado.

No hay nada claro

Luis Vicente León asegura que “no es verdad que el resultado de la elección del 28 de julio ya está claro y definido y que no existen espacios para las sorpresas”.

A su juicio, “esa es la posición triunfalista que genera más problemas que éxitos. Incluso cuando los vientos son favorables, la mejor estrategia es esperar la tormenta y prepararse para ella”, recomendó.

Lea también: Para ganarle a Maduro es vital NO CAER EN TRIUNFALISMO, según Francisco Bello (+Video)

Ciertas condiciones aplican

El experto destaca que, “para empezar, esta no es una elección solo entre dos candidatos desbalanceados en términos de sus preferencias a favor de la oposición, aunque no a los niveles estrambóticos que algunos intentan vender”.

remarca que “este es un evento electoral en el que el resultado dependerá de, al menos, estas variables claves”.


1) El número de votos efectivos que logre mover Edmundo González Urrutia (EGU), que se basan fundamentalmente en el endoso de María Corina Machado (MCM) y la movilización espontánea provocada por el deseo mayoritario de cambio, presente en la población venezolana.


2) Los votos efectivos que logre mover Nicolás Maduro (NM), a través de la estructura de su partido y del gobierno nacional entero, con recursos infinitamente mayores que los de su adversario y su capacidad de estimular y/o presionar a los votantes chavistas y también a los utilitarios a votar.


3) Los votos que logren captar los candidatos alternativos de la oposición y que sumados son una tajada significativa de la votación global opositora.

Importante… la obtención

El cuarto punto tiene que ver, según LVL, con la abstención.

“El total de la abstención, que arranca con cuatro millones de personas (20% de electores inscritos, que no pueden votar por estar fuera del país) a los que debe sumarse la población en Venezuela que no se presente a votar, independientemente de su preferencia política”.

Destaca que “esta es una variable incierta y difícil de proyectar”.

Aclara que, en este sentido, “las encuestas no son buenas para estimar participación, pues hay un abismo entre la disposición manifiesta y el hecho de votar, que tiene que ver con la facilidad de moverse (espontánea o inducidamente), la motivación y esperanza sobre el resultado, el compromiso con su preferido, la confianza en el sistema electoral y los resultados, el ambiente de seguridad, la presión del entorno, entre otras cosas”.

Incluso, cree que “es tan diversa la proyección de participación, incluso basados en las mismas encuestas, que algunos, los más optimistas, hablan de que votará 80% de los electores presentes en Venezuela”.

Esto se traduce en “unos trece millones y medio de electores, para un total de 36% de abstención sobre el registro electoral y otros que toman directo la variable de seguridad de votación manifiesta y asumen que la votación será más cercana a 65% de los votantes presentes (11 millones de votantes, para una abstención total de 48% sobre el registro)”.

Los resultados

Para León, “el resultado electoral en uno y otro escenario puede ser dramáticamente distinto, pues la abstención mayor se concentra, sin lugar a dudas, en el segmento opositor”.

Cree que, “mientras más electores se presenten, mayor la probabilidad de concretar la ventaja electoral de la oposición, pero mientras más alta la abstención, la preferencia manifiesta en encuestas pierde totalmente su validez y abre la puerta a un triunfo chavista”.

Al cualquiera que gane…

Si gala la oposición, Luis Vicente León ratifica que esto “sería apenas el inicio de un difícil y peligroso proceso de transición que no termina en la toma de posesión de enero, sino mucho más adelante, en múltiples procesos de cambio institucional, que serían prácticamente imposibles sin lograr acuerdos de convivencia pacífica con el gobierno saliente”.



Si, en cambio, el gobierno logra “retener el poder y su estrategia (cualquiera que esta termine siendo) le resulta exitosa, la situación postelectoral será también muy compleja para Maduro. Las posibilidades de rescatar los equilibrios estarían muy comprometidas, pues las posibilidades de recibir un reconocimiento de su triunfo por parte de la oposición son prácticamente inexistentes en este momento”.

El control del Estado

El quinto elemento y no menos importante, para León, es “el control institucional del gobierno nacional sobre la elección”.

El presidente de Datanálisis, pide no desestimar “la ventaja de controlar las instituciones electorales, la definición del registro electoral, el número de centros presentes y su estructura, la presencia garantizada de testigos en todos los centros del país, la oportunidad de mantener centros abiertos hasta la hora que les convenga, entre muchas otras cosas, tiene sin duda un valor fundamental en términos del resultado”.

Finalmente, el especialista considera que “la clave es que las partes que dirigen el juego estén claras y trabajando para minimizar sus riesgos, porque aquí nadie está jugando carritos”.

Millones de votos que no se deben desestimar

Por su parte, hay que recordar la reciente advertencia de Francisco Bello, acerca de que Nicolás Maduro tiene “hoy cinco millones de votos”.

Por lo que la oposición venezolana tiene entre siete y ocho millones de votos entre los cuales “pescar”.

Por ello, insiste en que “el peor error que podría cometer la Plataforma Unitaria es caer en el triunfalismo”.

Sobre la participación, coincide con Datanálisis, en que estaría rondando 60% del Registro Electoral (RE) actualizado.

Bello también ha recomendado que en estas elecciones, cada voto cuenta, por lo que recomienda no dejar las mesas de votación vacías, sin testigos.

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x