miércoles, junio 19, 2024

FISCALÍA COLOMBIANA confirma investigación contra el comandante del Ejército por seguimientos ilegales

El Fiscal Francisco Barboza sostiene que se trata de un caso que ha adquirido dimensiones penales

En Colombia hay un escándalo por los seguimientos, usando el aparato de inteligencia del Ejército y presuntamente ordenados por el comandante del Ejército, general Luis Ospina, contra el también general Jhon Jairo Rojas, para realizarle un montaje y frenar su ascenso, y contra el profesor de inglés de su esposa, Leonardo Colmenares. Tanto que este caso se convirtió en un asunto con implicaciones penales.

En entrevista publicada por el diario El Tiempo y reseñada por la revista Semana, el fiscal del país vecino, Francisco Barbosa, anunció la apertura de una investigación en torno a este caso y adelantó que “los resultados serán rápidos.

“Es un caso importante para el ente acusador y seguramente los resultados serán rápidos. La Fiscalía abrió una noticia criminal para investigar los delitos presuntamente cometidos con relación al tema y destacó a un grupo de investigadores para establecer si existió o no una conducta penal”, dijo Barboza.

La publicación señala que “las denuncias y pruebas contra el comandante del Ejército son de extrema gravedad”, según el propio general Jhon Jairo Rojas, excomandante del Comando Específico del Cauca, quien habría sido víctima de montaje de Ospina para frenar su ascenso.

La denuncia, revelada por Semana, advierte cómo Ospina y otros mandos militares se habrían confabulado para sacarlo de la institución con base en mentiras.

Destaca que no es solo versión del general Rojas, sino que hay “documentos y chats que así lo prueban”.

Lea también: ¡POBRES ANIMALITOS! Diseñadora colombiana se declara culpable de envío ilegal de bolsos de piel a EE.UU.

Por otro lado, mencionan una “contundente confesión del teniente Fredy David Acuña, a quien le ordenaron hacer los seguimientos día y noche contra el general Rojas y su familia”.

Agrega Semana que “as pruebas contra el general Jhon Jairo Rojas ya había sido enviadas a la Fiscalía y en ellas se planteaba un acuerdo entre narcos y criminales para permitirles actuar y traficar en el Cauca, en especial en la zona del cañón de López de Micay”.

“¿Cómo es posible que el comandante del Comando Específico del Cauca, el general Federico Mejía, y el comandante de la Tercera División, el general Raúl Vargas, uno en Popayán y otro en Miranda, Cauca, elaboren un informe el mismo 22 de septiembre y se lo envíen al inspector del Ejército? Él debe verificar cuál es el grado de responsabilidades en los niveles de mando, pero no lo hizo. Se lo remitió al comandante del Ejército, el general Luis Mauricio Ospina. Y él, el mismo 22 de septiembre, le hizo un informe al general Helder Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares, quien finalmente lo envió a la Fiscalía”, destaca la revista.

Señala que la situación para el general Ospina “es grave, las denuncias son demoledoras, incluso, nadie se explica por qué usó el aparato de inteligencia del Estado para hacer seguimientos personales a Leonardo Colmenares, profesor de inglés de su esposa”.

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x