sábado, julio 13, 2024

Ley Contra el Fascismo, ¿por qué genera tanta desconfianza?

Miyeilis Flores
Miyeilis Flores
Periodista digital

La definición del fascismo da para muchas interpretaciones, al punto que una vez aprobada la Ley contra el Fascismo, Neofascismo y Expresiones Similares, en primera discusión en la Asamblea Nacional, oposición y gobierno, se señala de este tipo de prácticas

El panorama jurídico en Venezuela está cambiando, en gran parte impulsado por un conjunto de leyes que propone el gobierno en un intento por frenar la ola de corrupción y por imponer condenas ejemplarizantes para los corruptos y enemigos de la patria.

Se trata de la Ley contra el Fascismo, Neofascismo y Expresiones Similares,   la ley sobre las ONG y una enmienda constitucional para incluir la cadena perpetua, la inhabilitación política de por vida, entre otras penas.

El presidente Nicolás Maduro, dijo en su programa de los lunes, que la estrategia es disuadir para evitar que se comenten delitos.

En el caso de la Ley contra el Fascismo, Neofascismo y Expresiones Similares, busca erradicar la violencia, a discriminación, entre otros; sin embargo, analistas políticos, juristas y miembros de ONG, consultados por Impacto Venezuela, ven con cierta desconfianza lo expuesto en el proyecto de ley.

Entre otras cosas porque ven muchos de los aspectos que refleja ley en “quienes ostentan el poder”.

Lea También: LEY CONTRA EL FASCISMO: hasta los mantras de la oposición serán sancionados – VIDEO

Lo que dice el proyecto

La ley fue presentada el 2 de abril, por la vicepresidenta Delcy Rodríguez, ante la Asamblea Nacional, y la misma tiene 4 capítulos y 30 artículos en su conjunto.

  • El primer capítulo consta de dos artículos: el primero y el cuarto, que establecen el objetivo de preservar la convivencia pacífica, la paz y la tranquilidad pública en el ejercicio democrático frente a las acciones de odio, violencia e intolerancia, y las definiciones de lo que significan el fascismo, el neofascismo y sus similares.
  • El segundo capítulo establece un conjunto de medidas de protección ante el fascismo y prohíbe la difusión de mensajes que hagan apología o promueva la violencia y denigre de la democracia, las instituciones y los valores republicanos. Asimismo, se prohíbe la creación de organizaciones con fines políticos o sociales que hagan apología o se fundamenten en el fascismo. En esta sección, se crea una red internacional de personas, agrupaciones e instituciones, todos comprometidos en la lucha contra el fascismo.
  • En el tercer capítulo, se crea la Alta Comisión contra el fascismos y expresiones similares,
  • En el cuarto capítulo consagra un conjunto de sanciones penales y administrativas por incumplimiento de lo consagrado en esta Ley. Incorpora, además, una agravante de tipo punible cuando sea ejecutado por motivos fascistas o de similar naturaleza.

Lea también: LEGISLACIÓN VENEZOLANA: ¿la justicia que se convirtió en venganza? | Cara a Cara

Usarán el fascismo para ir contra la oposición

Nicolás Maduro insiste en imponer las elecciones parlamentarias el 6 de diciembre. Debido a esto Venezuela se acerca aún más a ser una nación sin instituciones democráticas reconocidas. La última era la Asamblea Nacional. La afirmación la hizo el director del Centro de Estudios Políticos de la Ucab, Benigno Alarcón, en el podcast de El Nacional.
Benigno Alarcón . Foto cortesía

El Director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (UCAB), abogado, Benigno Alarcón, asegura que esta ley “es otro elemento que sin lugar a dudas se va a utilizar contra la oposición, pero un elemento que confirma que (…) el gobierno, lo que busca es justificar el sacar del proceso electoral a los actores que pueden ganarle la elección”.

Para Alarcón se trata de una estrategia del gobierno”al final del día poco importa si lo haces por una decisión administrativa del Consejo Nacional Electoral, o si lo haces bloqueando la clave que le has entregado al partido para escribir al candidato, o lo haces posteriormente justificando por un juicio sobrevenido o por una ley sobrevenida”.

“El efecto termina siendo el mismo vamos a tener una elección dependiendo de cómo lleguemos el 28 de julio y si el 28 de julio, la oposición llega sin candidato por cualquier razón, que se ponga sobre el tablero al final del día estamos en una elección que no es una elección democrática, sino nuevamente la elección típica”.

Desprecio a los derechos individuales

Nicmer Evans
Foto: Cortesía.

El dirigente político y politólogo, Nicmer Evans, explica “el fascismo originado en Italia tiene como característica fundamental el desprecio de los derechos individuales y al pensamiento liberal”.

La ley en su artículo número 4, tal como ha mencionado la vicepresidenta califica y tipifica al neoliberalismo dentro del fascismo, explica.

“Creo que en Venezuela es muy difícil que haya una corriente ideológica que aún peor defiende el fascismo, pero sin embargo, ya existen prerrogativas legislativas y además constitucionales que tipifican las actitudes del fascismo orientado hacia la violencia, hacia la discriminación, al nazismo. Además, por segregación racial que es una derivación del fascismo”.

“En ese  espíritu, absolutamente totalitarista, que implique entre otras cosas la ausencia de división de poder o la búsqueda de la ausencia de división de poderes, concentración del poder en una o pocas manos y una visión corporativista de la sociedad, sin duda alguna es algo que goza hoy del gran desprecio de la población venezolana; porque además en alguno de sus rasgos está caracterizado, por quienes hoy ostentan el poder”.

“Todo esto que está tipificado, excepto lo de neoliberal e incluso algunos de izquierda critican o podrían hacer observación a algunas políticas del gobierno, que podrían ser consideradas por este sector como neoliberales, están contenidos en la caracterización de lo que hoy es el gobierno”.

Evans va un poco más allá al profundizar en el concepto de “clasicismo, que también aparece en esta Ley, puede ser observada en la discriminación por clases sociales de los que tienen una clase social alta sobre las bajas”.

A su juicio “la expropiación del salario,la ausencia de aumento de salario, la discriminación a todos aquellos pensionados y jubilados y en el permanente señalamiento de los apellidos y de quienes tienen o poseen medios de producción, también tienen una característica profundamente clasista y discriminatoria por cierto en el caso de Venezuela de quienes ostentan y hacen ejercicio del poder”.

Lo que están claro no necesita explicación

Para el abogado constitucionalista, Nelson Chitty La Roche “lo que está claro no requiere interpretación. Cuidado con esos dispositivos que dejan al jugador un amplio y discrecional margen para apreciar; en Venezuela no hay una justicia imparcial, no la hay neutral”.

“La Sala Constitucional es otro apéndice el Estado PSUV, que continuamente se manifiesta en la línea política que le interesa al régimen; es por decirlo de alguna manera, el albañil que viene a acomodar, que viene a tapar, que viene a ocuparse de la gotera constitucional e ilegales”.

Por esta razón, considera que es necesario un cambio político en el país “porque lo poco de libertad que queda y no solo son derechos civiles son los derechos políticos,inhabilitación de por vida”.

“El gobierno está inventando, está loqueando. Cicerón decía que cuando los regímenes estaban cayendo eran más peligrosos por las leyes que proponían”.

Derechos humanos y libertad de conciencia amenazados

Lexys Rendón. Foto: Cortesía

Por su parte, Lexys Rendón, directora de la ONG Laboratorio de Paz, explica que “es una ley que nos preocupa en términos de derechos humanos, porque la libertad de conciencia queda sujeta a la discrecionalidad de la posibilidad de que sea denominada fascismo, neofascismo o afín”.

“Esta situación de incorporar una categorización de afines donde caben términos como ideologías políticas como el neoliberalismo o algo como el conservadurismo moral, que es una un concepto bastante subjetivo, nos preocupa porque cualquier acción, cualquier posicionamiento, cualquier idea que pudiera estar incorporada esa subjetividad pudiera ser calificada como fascismo, neofascismo y condenada o a prisión”.

Rendón indica que las penas van “de 6 a 10 años para aquellas personas que de alguna forma promuevan, con la palabra, cualquiera de estas adjetivaciones que pudieran entrar en estas categorías”.

También están las “Penas mucho más amplias como por ejemplo de 8 a 12 años para quienes tengan actividad que estén dentro de estos términos”.

La Ley Contra el Fascismo “atenta contra la libertad de información, de opinión, contra la libertad de conciencia. Además, nos preocupa muchísimo que nuevamente incorpora, la retroactividad para momentos de la vida del país que necesitan investigación, que necesitan, verdad que necesitan justicia y no impunidad”.

Redón “cuando se dice que va a incorporar estas categorías a los eventos del 2014, 2015, 2017 estamos ante las puertas de la regularización de la persecución por razones políticas y esto es muy peligroso”.

Google News
Pulsa para seguirnos en Google News
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Mantente actualizado

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y eventos importantes.

Nunca te enviamos spam, ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Aprende más de nuestra política de privacidad.

En portada ↓
Últimas noticias ↓
Más noticias sobre este tema ↓
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x